Gestor de residuos autorizado. Clasificación y tipos en 2022

En una sociedad donde cada día se generan cientos de miles de residuos de diferente índole y donde el consumo es la columna vertebral del sistema actual, la importancia de como se trata ese exceso de consumo es vital, principalmente por el mantenimiento del ecosistema y de poder aprovechar al máximo los recursos que extraemos de la naturaleza.

Los residuos pueden definirse de diferente manera según el enfoque que se establezca, la categorización más frecuente es según su peligrosidad, en este caso, se subdividen como residuos inertes (Aquellos que no sufren ninguna transformación ni contamina), residuos peligrosos (Los que tienen ciertas características que pueden generar efectos perjudiciales a la salud, como el amianto) o no peligrosos (Los cuales no se agrupan ninguno de los dos), aunque también pueden categorizarse por su origen o su composición, dicho enfoque varía según la necesidad del gestor.

A su vez, hay que establecer la relevancia de que el gestor no tiene que ser necesariamente quién PRODUCE el residuo, por ejemplo, si al demolerse un edificio se generan un residuo, quién realiza esta acción se convierte en productor pero no en gestor.

¿Qué son los residuos?

que-es-residuo-legislacion

Pero… ¿Qué es un residuo? Según la ley 22/2011, de 28 de Julio de residuos y suelos contaminados, se considera un residuo «cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar». También la ley abarca la definición de lo que llamaríamos tipología de residuos que serían:

Residuos domésticos: Son todos los producidos en las viviendas. Aquí se agrupa todo lo que son electrodomésticos, ropa, pilas, muebbles, acumuladores e incluso los escombros generados en pequeñas reformas del hogar. También están incluídos los residuos originados por la limpieza de la vía pública, animales sin vida y la basura en las calles.

Residuos comerciales: Son todos aquellos generados por la actividad de la venta minorista o mayorista, ya sean comercios, bares o talleres.

Residuos industriales: Son los que mayor volumen de residuos generan en proporción por unidad respecto a los anteriores, son los resultantes de la transformación, consumo, limpieza o mantenimiento originados por cualquier empresa dedicada al área industrial. Se excluyen los contaminantes pertenecientes a la «Calidad del aire y protección de la atmósfera».

Residuos peligroso: Es todo aquel residuo que cumpla ciertas características según la legislación del 22/2011 de residuos, tratados internacionales a los que pertenezca España y los que el gobierno digan que pueden ser.

Si quieres la lista completa de todos los residuos según la comisión Europea, puedes verlo en esta lista.

Al tener que desecharse estos producto y carecer de una funcionalidad como tal, estos deben eliminarse o amontonarse en algún lugar que no pueda afectar al medio ambiente, donde aquí entraría la necesidad de los agentes de gestores de residuos.

Tipos de residuos según su composición

Residuo orgánico: Son los residuos de origen biológico y que alguna vez estuvo vivo o formó parte de algo vivo.

Residuo inorgánico: Aquellos que no son de carácter biológico.

Residuo mezclado: Son los que se tienen propiedades tanto de elementos orgánicos como inorgánicos.

Tipos de residuos especiales

En este apartado se indican los residuos que poseen características especiales y son tratados de una manera diferente:

Bioresiduos: Son los residuos biodegradables que hayan sido producidos por hogares, comercios y plantas de procesado de alimentos.

Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos:

Residuos radiactivos: Su tratamiento está regulado según el plan general de residuos radiactivos, que define la política a proceder de estos materiales así como el desmantelamiento y cierre de instalaciones de carácter nuclear. Se define como los elementos que contengan ciertas fracciones de radioactividad, ya sean sólidos, gases o líquidos.

Residuos sanitarios: Son los residuos generados como consecuencia del desarrollo de las actividades sanitarias relacionadas con la salud humana o animal cuya persona o entidad productora o poseedora quiera o deba desprenderse, incluidos los envases y residuos de envases que los contengan o los hayan contenido. Está regulado por la legislación de cada CCAA.

Residuos de construcción y demolición: La regulación de este tipo de residuo es del Real Decreto 105/2008, de 1 de Febrero. Se considera residuo de demolicción cualquier sustancia u objeto que, siendo un residuo, se genere de una obra de construcción o demolición, ya sea de obra mayor o menor.

Por último destacar, que la clasificación de los residuos debido a su amplia variedad puede variar, pero estos son los más comunes por su uso. También pueden estar evaluadas según origen, uso o propiedades físico – químicas. Esta clasificación puede variar según la especialización del gestor de residuos correspondientes, pero al final, todos tienen la misma finalidad.

¿Qué es un gestor de residuos?

que-es-gestor-residuos

En primer lugar, habría que definir qué es un residuo, que lo establece la Ley 22/2011, de 29 de julio de Residuos y Suelos Contaminados, como “Cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención u obligación de desechar”.

Por otro lado, un gestor de residuos como a una entidad pública o privada que ejecute cualquier tarea relacionada con la administración de elementos residuales

Las tareas de estas entidades son los siguientes:

  1. Planificar, notificar y acreditar el tratamiento de residuos a entregar al vertedero según su tipología y su marco normativo.
  2. Durante el proceso de recogida, envasar y etiquetar dichos residuos para su correcta clasificación. Este proceso es importante ya que permite optimizar y aprovechar los recursos al máximo en la fase de valorización.
  3. Recoger y transportar dichos residuos cumpliendo con los protocolos hasta un punto autorizado para su correcta gestión.
  4. Desplazar el residuo, con su correcto etiquetado y empleando los vehículos pertinentes para ello, así como entregar toda la documentación correspondiente.

Cuando el residuo llega al centro de residuos autorizado pueden ocurrir los siguientes casos según el tipo de material:

A. Se almacene en correctas condiciones, según la legislación vigente.

B. Proceso de Valorización: Proceso que permite aprovechar los recursos sin dañar el medio ambiente o poner en peligro la salud humana.

C. Proceso de Eliminación: Consiste en la destrucción parcial o absoluta del residuo sin cometer ningún perjuicio al ecosistema.

En estos casos, el gestor puede ser quién hace sólo alguno de los procesos o todos de cada uno de ellos. Este tipo de empresas existen con el objetivo de evitar o reducir al máximo el daño que pueden generar dichos residuos al medio ambiente.

Normalmente este tipo de entidades tienden a estar más centrados en el ámbito industrial, principalmente por la distancia a zonas urbanas y por el alta acumulación de residuos que generan.

Tipos de gestores de residuos en España

que-es-gestor-residuos-tipos

El ciclo de la gestión de residuos define un amplio abanico de funciones que están tratadas por diferentes figuras, desde su producción hasta su eliminación. A continuación te explicamos los diferentes tipos de cada uno de ellos:

Poseedor: Es aquella persona física o jurídica que tenga en su poder los residuos de construcción y demolición y que no tenga la licencia de gestor de residuos. En estos casos los trabajadores por cuenta ajena de estas entidades no se considera poseedores.

Productor: Cualquier persona física o jurídica cuya actividad genere residuos o que al tratar estos desechos, mezclando u realizando otro tipo de acción, provoque un cambio de la naturaleza de los residuos.

Centro de gestión de residuos o centro de transferencia: Son aquellas instalaciones que almacenan temporalmente los residuos para luego ser transportados a otro lugar para su disposición final.

Agente de residuos: Es una gestor que representa por encargo a una entidad de eliminación o valorización de residuos, cumpliendo con la legislación vigente, por lo que debe tener una autorización expresa de dicha entidad. También suelen ser los que anexionar a producotres, transportistas y gestores finales, de modo que el procedimiento se ejecuta de manera integral, siendo más cómodo para el cliente.

Gestor de tratamiento de residuos: Cualquier entidad que intervenga en el proceso de la gestión del residuo, ya sea producción, transporte, transformación, eliminación o valorización, sea el productor de los mismos o no.

Transportista de residuos: Son las empresas que ya sea como actividad principal o parte de su actividad habitual, transporten los residuos con su correspondiente autorización hasta puntos homologados para ello.

Negociante de residuos: Se define a toda aquella entidad que actue por cuenta propia para la compra de residuos, así como la posterior venta del mismo. También se incluye aquellos negociante que no tengan ningún tipo de posesión física del material.

¿Cuál es la diferencia entre un agente y un productor?

La principal diferencia entre ambos es que el productor es la entidad que produce o transforma el residuo, en cambio, el agente es un representate legal de una entidad que forma parte de la cadena de la gestión del residuo, lo cual se puede traducir como un intermediario de todo el procedimiento.

¿Cuál es la diferencia entre un el agente de residuos y el negociante?

Su principal diferencia es que el agente actual como representante de terceros y el negociante por cuenta propia. Por lo que ambos son responsables del tratamiento del residuo, por lo que tienen que presentar la documentación cronológica de los residuos que hayan gestionado, así como notificar a medio ambiente cada actuación que hagan.

Ambos están regidos por la legislación del real Decreto 180/2015, donde la legislación antecesora de estos conceptos se puede encontrar en el Reglamento 1013/2006, de traslados de residuos.

Si estás interesado en un gestor de residuos en tu provincia puedes hacer click aquí y contacta con tu gestor más cercano.

La codificación de residuos

¿Qué es el código LER?

El código LER se define como la «lista Europea de Residuos», el cual efectua la función de armonizar la codificación y organización de residuos a un nivel Europeo. Estos están divididos en 6 números principalmente, donde las primeras dos cifras representan el capitulo y las otras 4 la subcategorización del capitulo. Esta estructura está basada en la decisión 2000/532/CE sobre la lista de residuos, de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo.

El agente de residuos es quien asigna el residuo generado siguiendo las nomenclaturas del código LER.

¿Qué es el código LER espejo?

Hay momentos donde un material no puede descomponerse con exactitud o puede estar mezclado con otros. En estos momentos, se considera que hacer un análisis exhaustivo para identificar que tipo de materiales tiene y si es de carácter peligroso o no.

Aquellos poseedores de residuos con este tipo de código LER están obligados a identificar con exactitud que materiales tienen para pdoer ejercer un análisis específico al respecto. Si la empresa no puede en ese momento realizar el análisis y no tiene claro que materiales la componen, por precaución está obligada a señalarlo como residuo peligroso inmediatamente.