¿Cómo Saber si tu Pintura Gotelé en Pared tiene Amianto?

gotele-amianto

El gotelé es una técnica de pintado, que lo que hace es hacer un efecto de gotas o grumos en una superfice plana, dando un efecto rugoso en la pared.

La verdad que ha sido utilizado en gran medida entre 1970 y 1990, coinciendo con el boom en España de la construcción, construyéndose múltiples viviendas y en muy poco tiempo.

Esta técnica de pintado, derivado del francés «gota», era un método perfecto (Y económico) para disimular las pequeñas imperfecciones de las paredes, como desniveles o mal pintados, además, de tener capacidades como aislante acústico, reduciendo el ruido entre viviendas y las propias habitaciones.

Parece ser, que se ha encontrado fibras de amianto en ciertas paredes en donde se ha empleado gotelé. Francamente hay poca información al respecto en España, pero con el auge de la información relacionada con los peligros del amianto, se están analizando cada vez más componentes para comprobar si estos contienen asbestos de algún modo.

Como ya hemos mencionado en otros artículos, la inhalación de fibras de amianto es peligroso, pudiendo producir el gotelé cáncer, asbestosis o mesotelioma.

¿Cómo identificar que el gotelé tiene amianto?

  1. Identifica el año en que la casa se construyó y comprueba si no se ha hecho ninguna reforma previamente o pintado previamente. Si la vivienda no se ha modificado desde el año 2001, hay posibilidad de que haya amianto en las paredes.
  2. Revisa los techos y paredes que estén texturizados con gotelé, sobretodo si estos están ya antiguos y se están desmenuzando. Destacar que, si el techo no está produciendo ningún tipo de polvo o está en buenas condiciones, lo más probable es que no sea peligroso para la salud. Aún.
  3. Ahora toca la parte del análisis. Para ello tienes dos opciones, o solicitas a un profesional que te realice un análisis, o puedes hacerlo por ti mismo con un kit de amianto, siempre y cuando cumpliendo con los protocolos de seguridad necesario, como guantes, mascarilla y luego lavar la ropa que has usado en la lavadora sola.
  4. Si vas a hacerlo tú, humedece la zona, recoge una muestra, introducelo en una bolsa y envialo a un laboratorio correspondiente. Siempre va a ser más económico, pero ten cuidado al realizar la operación.
  5. Por último, cubre el hueco con algún tipo de cinta aislante para que no libere más fibras de amianto, en caso de que las tuviera, limpia la zona con una aspiradora y luego lávate bien las manos.
  6. Cuando tengas los resultados, si estos son positivos, llama a una empresa de retirada de amianto para que quite el gotelé de las paredes.

Si lo necesitas, puedes pedir presupuesto y te ponemos en contacto con una empresa homologada para manipular amianto cerca de ti.