Desamiantado ¿Cómo se realiza el Proceso?

desamiantado

¿Te has encontrado alguna vez con el amianto? El desamiantado es un proceso que deben seguir los equipos que se encargan de la retirada de la uralita, ya que al eliminar este material cancerígeno, el objetivo de este trabajo es reducir al máximo los riesgos de que las fibras de amianto se separen de dicho material y ponga en riesgo tanto al equipo que lo manipula, como a las personas que estén alrededor de dicho elemento.

La exposición al asbesto puede generar asbestosis , cáncer de pulmón y muchas más enfermedades que puedan afectar a la salud, por lo que la normativa es estricta con su manipulación y eliminación de estos residuos.

¿Qué es el desamiantado?

Es el procedimiento que sigue una empresa para el desmontaje, retirada, gestión y eliminación de cualquier elemento que esté compuesto por amianto o asbestos, como pueden ser placas, cubierta, depósitos de agua, aislamientos, tubería , bajantes de fibrocemento con amianto, tejados, chimeneas, etc.

La entidad que debe realizar este proceso debe ser una empresa homologada con la formación correspondiente, así como la acreditación del RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto) y la notificación correspondiente a las entidades pertinentes.

Esquema-desamiantado
Esquema del proceso de desamiantado

¿Cuáles son los pasos que sigue una empresa para el desamiantado?

1) Identificación del material con asbestos

El primer paso aunque parezca lógico es descubrir si el material tiene amianto. En la mayoría de los casos es algo evidente porque los profesionales lo reconocen de manera inmediata, pero siempre puede hacerse un análisis a través de un laboratorio homologado para ello, dónde se recoge una muestra del material y se envía para comrpobar si este posee fibras de amianto.

Destacar, que la uralita es un mineral que se ha mezclado con otros materiales para adquirir propiedades específicas, de ahí la importancia que tenga que ser inspeccionado en un laboratorio.

2) Elaboración del Plan de Trabajo

El Plan De Trabajo es un documento que en resumidas cuenta explica a la entidad correspondiente cómo se va a realizar el proceso de desamiantado, desde los EPIS que se van a emplear, las medidas de seguridad, el tiempo y duración del trabajo, los métodos que se van a realizar, indicar la cualificación de los profesionales que realizarán el desamiantado, así como los datos relacionados a los medios que se van a utilizar, como por ejemplo la cabina de descontaminación.

Depende de la CCAA puede ser de carácter general o específico. En algunas comunidades no existe el general por lo que tiene que estar dentro del específico. La diferencia entre ambos es que uno está diseñado para trabajos pequeños y el otro para trabajos de mayor embergadura respectivamente.

En caso de presentarse un plan específico, el plan tiene un plazo de 45 días hábiles para aprobarse.

Todo este procedimiento sigue el RD 396/2006.

3) Presentación y aceptación del Plan de Trabajo para Amianto

Cuando la autoridad laboral competente de la comunidad autónoma lo apruebe, se podrá comenzar a realizar el servicio de desamiantado.

Hay que tener en cuenta, que la autoridad competente puede atrasar la aprobación si comprueba que hay en el plan de trabajo que no cumple con la normativa, alargando la ejecución del trabajo y alargando los días mencionados previamente.

4) Preparación de la zona de trabajo: Vallado y señalización

Con el plan aprobado, la empresa correspondiente realiza el proceso de desamiantado de los materiales que contengan amianto.

Antes de comenzar el trabajo, hay que precintar la zona dónde se va a trabajar y preparar la cabina de descontaminación para el personal.

Si se va a realizar trabajos de interiores, lo más recomendables es utilizar burbujas de contención para que las fibras de amianto no salgan de la zona de trabajo y la zona quede libre de asbestos.

Para casos más concretos, como por ejemplo el desamiantado de una fábrica que utiliza grandes maquinarias con amianto friable, se recomienda emplear una burbuja de contención en la entrada del edificio conectado a una maquina de descontaminación.

5) Desmontaje del amianto

El proceso de desmontaje de este residuo consiste en la manipulación del material para su fase prevía de etiquetado.

Se debe realizar este proceso de retirada cumpliendo las medidas marcadas por la normativa vigente empleando los EPIS de amianto correspondientes. Si quiere más información al respecto puede seguir el enlace adjunto.

Antes de la manipulación de estos residuos de uralita, sobre todo en los casos dónde se encuentre en fase de descomposición, hay que encapsularlo de modo que se impida que en la fase de desamiantados se separen las fibras de amianto.

Por ejemplo, en los casos de demolición de una nave que contenga tejados de fibrocemento con amianto, estas cubiertas deben retirarse previamente antes de realizar el proceso de demolición para evitar que las fibras de amianto conlleven a la contaminación del ambiente evitando así riesgos en el medio y en las personas.

6) Envasado y etiquetado del amianto

Tanto los residuos de amianto como los EPIS individuales desechables empleados en el proceso de desamiantado, deben depositarse en recipientes de carácter estancos, embalajes herméticos compuestos por plástico con resistencia mecánica o en sacas big-bags.

Estas deben ser sólidas y resistentes de forma que se evite cualquier pérdida de contenido.

Hay que destacar que:

  • Las placas o los elementos con fibrocemento con uralita no contengan tornillos o claos.
  • Evitar que se acumulen residuos sin envasar.
  • No rellenar completamente las bolsas de residuos para que puedan cerrarse fácilmente.

7) Recogida y análisis de las fibras de amianto

Según lo marcado por la ley MTA/MA-051, tanto en la ejecución del trabajo de la manipulación de uralita como en su finalización hay que recoger muestras del entorno.

Se considera que debe realizarse una muestra a nivel personal cuando se está ejecutando el proyeto, así como a nivel ambiental para comprobar que no existen partículas de asbestos en el entorno.

Luego estas muestras deben enviarse al laboratorio homologado correspondiente para su análisis y comprobar que no existe riesgo de exposición a las fibras de asbestos.

8) Transporte del Amianto

La uralita sólo puede ser desplazado a través de un agente de residuos autorizado como productor, por lo que este debe tener un NIMA.

El residuo deberá desplazarse hasta un vertedero de amianto autorizado.

También puede ser desplazado hasta lo que se llama un punto de transferencia, que este luego será enviado al centro de tratamiento correspondiente.

9) Certificado de eliminación de amianto

Cuándo se realice el proceso de eliminación, el vertedero correspondiente expide la documentación correspondiente llamada el certificado de eliminación de uralita, que consiste en un documento que acredita que el fibrocemento con amianto ha sido llevados al vertedero correspondiente.

Por último mencionar, que cada más estricta sea la empresa de desamiantado y evitar que las fibras de amianto afecten a la salud, más alto será el precio por el trabajo.

Si estás buscando una empresa que realice el proceso de desamiantado, puedes ponerte en contacto con nosotros y pedir un presupuesto de amianto.