Normativa Vigente del amianto (2022)

 

marco-legalistativo-uralita

 

En este artículo definiremos toda la legislacion que afecta al amianto y el procedimiento que tienen que hacer las empresas para retirar amianto de manera legal.

¿Cuándo se prohibió el amianto?

El amianto se prohibió en España tanto su uso como su comercialización en el año 2002, tras la Orden ministerial del 7 de Diciembre de 2001, por la que se modifica el anexo I del Real Decreto 1406/1989, de 10 de Noviembre, sobre limitaciones y comercialización de ciertas sustancias peligrosas. Por lo que todo edificio construido previo a esta fecha puede contener asbestos. Normalmente suelen estar en bajantes, depósitos y tejados.

Destacar, que el amianto azul y marrón fueron prohibidos en 1984 y 1993 respetivamente en España, dando un margen de 6 meses desde su entrada en vigor para prohibir la venta de la fabricación de productos que tengan amianto y el 15 de Diciembre de 2002 se prohibió la comercialización definitiva así como la instalación de este tipo de productos.

Actualmente el amianto (asbestos) está prohibido en diversos países los cuales son:

Argelia, República, Checa, Islandia, Malta, Serbia, Argentina, Dinamarca, Irlanda, Mozambique, Seychelles, Australia, Egipto, Israel, Países Bajos, Eslovaquia, Austria, Estonia, Italia, Nueva, Caledonia, Eslovenia, Bahrein, Finlandia, Japón, Noruega, Sudáfrica, Bélgica, Francia, Jordania, Omán, España, Brunei, Gabón, Corea (Sur), Polonia, Suecia, Bulgaria, Alemania, Kuwait, Portugal, Suiza, Chile, Grecia, Letonia, Qatar, Turquía, Croacia, Honduras, Lituania, Rumania, Reino Unido, Chipre, Hungría, Luxemburgo, Arabia Saudita y Uruguay.

¿Qué ley afecta a la manipulación del amianto?

La ley integral del amianto vigente en España está establecido en el Real Decreto 396/2006 la cual recoge las “Disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto”.Por otro lado, la ley establece que debe haber una estrategia que tanto el número de muestras, duración y oportunidad de la medición tiene que ser tal, que deberá ser posible determinar una exposición representativa en períodos de 8 horas.
Para el análisis de la muestra (recuento de fibras de amianto) en laboratorios, se realizará siguiendo el método MTA/MA-051 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, «Determinación de fibras de amianto», la cual sólo puede analizarse para laboratorios homologados al respecto.
La exposición a materiales con contenido en amianto (MCA) puede causar enfermedades graves e irreversibles, como cáncer, asbestosis (fibrosis pulmonar) o general un mesotelioma maligno. Estas enfermedades ya están definidas como enfermedades profesionales. 

Pero claro está, el mineral como tal no es lo que produce el cáncer, sino el material fibroso con el que se compone. Al descomponerse el amianto en los tejados o en las placas de uralita, este libera unas partículas que al respirarse causan las enfermedades antes mencionadas.

Es por ello, que las personas que manipulan el amianto deben de recibir una formación mínima de dicho material con un curso para ello, además de que la empresa en la que trabaje esté inscrita en el RERA.

 

¿Qué medidas tiene que aplicar una empresa para trabajar con amianto?

Para poder manipular el amianto en cualquier provincia de  España, se requiere de al menos los siguientes requisitos :

* Inscripción en el R.E.R.A (Registro de Empresa con Riesgo de Amianto) [Qué es el RERA]

* Tener aceptado por la autoridad correspondiente un plan de trabajo único o general. En caso de superar ciertos volúmenes definidos por la ley (varía según comunidad autónoma) en un trabajo, se debe tener aprobado un plan específico para esa tarea. [Qué es un plan de trabajo de amianto]

* Formación específica de amianto para los trabajadores que trabajen con el asbestos de al menos 20 horas presenciales. [Ver cursos]

* Los empleados que retiren el amianto necesitan haber pasado una Vigilancia Médica ante Exposición de Amianto.

* Si no vas a subcontratar ningún tipo de servicio de transporte para llevar la uralita hasta el vertedero, necesitarías también tener el N.I.M.A. [Qué es el NIMA]

* Si es en un espacio cerrado, se deben recoger las muestras de las partículas en el aire al ejecutarse el trabajo y al finalizarlo, para garantizar que no existe ni un rastro de partículas de amianto en el ambiente.

 

¿Cómo retira el amianto las empresas?

El procedimiento que tienen que seguir las empresas inscritas en el RERA está reglado en el Real Decreto de 396/2006. En el cual esta legislación recoge las “Disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto” el cual se resumen que los profesionales que retiren amianto necesitan seguir el siguiente protocolo:

 

  • Perimetrar la zona dónde se va a proceder a la retirada de amianto, con señales debidamente señalizadas para que las personas no puedan pasar. En el caso de ser un interior, se recomienda el uso de una burbuja de contención.
  • Equipar a los operarios con EPIS (Equipos de Protección individual) de modo que cuando los operarios finalicen el trabajo tiren los equipos que hayan empleado por si quedan fibras de amianto en su ropa.
  • Llevar una ducha de descontaminación, de modo que los operarios se descontaminen cuando finalicen el trabajo.
  • Encapsular el material antes de su manipulación, así las partículas de uralita no se separan del elemento a retirar cuando este se manipule.
  • Transportar el elemento a retirar hasta el vehículo autorizado para ello.
  • Desplazar la carga hasta un vertedero autorizado, el cual debe estar homologado para poder administrar el amianto, no sólo que sea de residuos peligrosos lo que reduce el número de puntos que puede moverse este material, el cual aportará el certificado de eliminación cuando el amianto llegue al centro en cuestión.
  • Comprobar que la zona está libre de partículas de uralita siguiendo el procedimiento MTA/MA051/A04 de análisis de partículas.
  • Notificar a medio ambiente que se va a hacer la operación.

Destacar, que la legislación menciona que no se debería cortar el material con ninguna herramienta que haga que estas partículas se extiendan por la zona, pero en algunos casos, la propia ley hace una excepción porque no hay otro modo de hacerlo, por ejemplo, un bidón de amianto en una zona alta de difícil acceso, lo que fuerza su demolición para poder desplazar dicho depósito.

De este modo, comprobarás por que las empresas del sector tienen que establecer dichas tarifas, ya que sino el procedimiento no sería rentable.

 

¿Se puede reparar el amianto?

El amianto nunca se debe reparar, de hecho está prohibido. Esto tiene que retirarse y sustituirse ya que aunque se estima que tiene una vida útil de más de 20 años, el problema reside en que este en estado de descomposición puede ser peligroso para la salud.

 

Sanciones por retirar el amianto sin permiso

Por otro lado, habría que mencionar la legislación que regula las distintas sanciones por la retirada de amianto sin ningún tipo de autorización incumpliendo el Real Decreto 396/2006, la cual se encuentra regida por la por el Real Decreto Legislativo 5/2000, «Texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social».

En este texto se recogen 3 tipos de infracciones:

– Leves: Las sanciones leves son de entre 405 euros a 2.045 euros.

– Graves: Las sanciones graves se encuentran entre 2046 euros y 40985 euros.

– Muy graves: Entre 40.986 euros a 819.780 €.

A su vez, dependiendo de la infracción puede pararte la obra, e incluso a cerrar la empresa.

 

 

Marco normativo de la Unión Europea en el amianto

La unión europea publicó su primera directiva relacionada con el amianto en 1983, el cual detallaba la «protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al amianto durante el trabajo», incorporando al año siguiente España su primer reglamento relacionado con los riesgos del amianto.

La segunda directiva fue la 91/382/CE, que modificaba algunos artículos en el reglamento.

La tercera directiva fue 2003/18/CE, la cual obligaba a readaptar la legislación española.

Una vez publicado el Real Decreto 396/2006 de 31 de marzo, se agrupa la legislación relacionada con las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con  riesgo de exposición al amianto,  derogando la legislación previa existente en España.

En caso de que necesites que te retiren amianto, puedes preguntar a nuestras empresas de retirada de uralita.

 

Anexo Legislativo

¿Qué es el RERA?

Es un requisito inispensables para aquellas empresas que quieran trabajar con el amianto, se basa de un listado de empresas que tanto sus trabajadores u operaciones pueden estar expuestos a las fibras de amianto o a materiales que lo contengan.

Este registro está vigente desde 1986 y está establecido por cada CCAA, es decir, que si eres de Andalucia tendrás que estar registrado en la Junta de Andalucia.

Destacar, que el RERA no caduca, por lo que no requiere de renovación y tiene uno que darse de baja para no estar en él.

¿Qué empresas necesitan estar inscritas en el RERA?

  1. Empresas de demoilición, sobretodo cuando estas tengan que trabajar con edificios que contengan algún elemento de amianto.
  2. Trabajos verticales, ya que la mayoría de los edificios previos a 2002 tienen las bajantes de este material.
  3. Empresas de transporte de residuos peligrosos, siempre y cuando en su actividad desplacen este tipo de elementos.
  4. Los vertederos de amianto autorizados.
  5. Los fontaneros que vayan a hacer sustitución de bajantes compuestas por uralita.
  6. Profesiones especiales como mantenimiento y reparación de vehñiculos, trenes, barcos o algún tipo de estructura que requiera amianto.

En resumen, si realizas alguna actividad u operación que conlleve la manipulación del amianto. De hecho, hay talleres de mecánica que estaban inscritos en este listado para retirar los discos de freno que se componian de este material. A día de hoy ya no se fabrican.

¿Cómo darse de alta en el RERA?

Para darte de alta en el RERA, sólo necesitas relllenar un documento en PDF y enviarselo a la autoridad correspondiente dependiendo de en qué comunidad autónoma trabajes. 

Los datos a rellenar para inscribirte en el RERA son:

  • Nombre o razón Social (Seas autónomo o sociedad)
  • NIF o CIF.
  • NISS (Número de indentificación de la Seguridad Social)
  • Domicilio fiscal.
  • Código postal y teléfono.
  • Correo electrónico.
  • CNAE (Código Nacional de Actividades Económicas)
  • Cargo que ocupa la empresa de la persona que presenta la documentación.
  • Firma del representante en cuestión.

¿Qué es un plan de trabajo?

Es un documento acreditativo que hay que enviar a la comunidad autónoma correspondiente para indicar tu protocolo de ejecución a la hora de realizar cualquier trabajo relacionado con la retirada de uralita. Existen dos tipos, el general o específico (Para trabajos de actuación rápida) y específicos (Para todos aquellos que no estén dentro del específico). Destacar, que en algunas CCAA de España el plan de carácter general no existe, por lo que siempre se regirá por el específico.

  • Plan único o general: Se emplea cuando se trate de operaciones de corta duración con presentaciones irregulares o no programables con antelación, especialmente en los casos de mantenimiento y reparación (No del amianto, eso es ilegal). También están dentro de este grupo los planes de emergencia, que pueden ser:
  • A) En retirada de materiales de fibrocemento en situación de riesgo grave e inminente de caída, rotura o derrumbe.
  • B) En la retirada de fibrocemento en operaciones de corta duración y presentación irregular. 

 

  • Plan específico: El plan específico es similar al plan único, distinguiéndose de este en que se emplea para trabajos que superen las condiciones del plan general que varían según cada CCAA. Este debe presentarse para CADA TRABAJO, el cual la administración pública tiene un plazo de 45 días hábiles para su respuesta, considerándose el silencio administrativo como aceptación tácita.
    como-presentar-plan-trabajo-amianto

    Esquema de cómo se presenta el plan de trabajo

 

Si necesitas una pequeña guía para saber cómo hacer un plan de trabajo para amianto, te lo dejamos en este documento: Guía de plan de trabajo.

 

¿Qué es el NIMA?

El NIMA (Número de Identificación Medio Ambiental), también llamado código de centro, es un número público asignado por la autoridad de la Comunidad Autónoma donde está ubicado el centro o la actividad de la empresa, que identifica cada actividad como productora o de gestión de residuos. Se puede considerar como el DNI de “medioambiente”. Este número lo tienen todas las entidades que se encarguen de la gestión de residuos.

 

Su composición es la siguiente: CÓDIGO DE LA PROVINCIA DE 2 DÍGITOS + CÓDIGO NÚMERO ASIGNADO POR LA CCAA [Ejemplo: 28731204221]

 

Este número también sirve como método de control para la autoridad laboral, como es la documentación de los residuos trasladados, memoria resumen de los gestores que tratan el residuo…

El NIMA se utiliza para identificar al centro en los documentos relativos al control de la producción y gestión de residuos. Por ello, si tiene más de un centro de trabajo o delegación, es normal que una empresa tenga más de un código NIMA..

 

Se distingues dos tipos de N.I.M.A

 

Productora: Quién desmonta, encapsula, empaqueta y etiqueta.

Gestión de Residuos: Recoge, transporta, almacena y elimina.

 

PRODUCCIÓN

GESTIÓN

Envasado

Etiquetado

Depósito Inicial

Recogida

Almacenamiento

Translado o transporte

Tratamiento Final

Productor

Poseedor inicial

Gestor Autorizado

Transportista Autorizado

Vertedero Autorizado

Negociante

Agente

 

¿Cómo darse de alta en el NIMA?

Este código se puede conseguir solicitandolo en la consejería de medio ambiente de la comunidad correspondiente. Por lo que, siguiendo con el ejemplo de Andalucia, tendrías que ir a la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucia. Destacar, que el único modo de eliminar este código es dándose de baja o modificar el emplazamiento de la actividad principal.

Para los casos de los transportistas de residuos (Como son los de amianto), está vinculado a la sede social, ya que estas empresas no tienen un centro concreto para la gestión de residuos.