José María Iñigo | Caso Judicial de amianto

jose-maria-iñigo-amianto

José María Íñigo fue un periodista y presentador de la TVE (Televisión Española) desde 1968 quién murió el 5 de Mayo de 2018 por un cáncer, el cual parece ser que llevaba en tratamiento durante 2 años, quién él mismo achacaba que esto era una enfermedad profesional proveniente del propio amianto. Su funeral fué el 6 de Mayo de 2018 en el Tanatorio de la Paz de Madrid a través del incinerado.

Parece ser que toda esta historia comenzó en el año 2015, cuando a finales de este año, el presentador fue ingresado en el hospital por dificultades respiratorias, donde allí sufrió un derrame. Antes de eso, el presentador no había presentado ninguna muestra de que sufriera ningún tipo de problema previamente.

Por ello, José María denunció a RTVE para demostrar que su enfermedad provenia por la exposición de asbestos en el plató del Estudio 1 de Prado de Rey. Dicha demanda, mencionaba que su muerte fue producida por una enfermedad profesional proveniente de dicho estudio construido en 1964 y que parece ser que había problemas de acústica e insonorización en la sala.

Este problema llevó a la emisora al uso de un proyectado de fibras de amianto de carácter friable, para mejorar tanto el aislamiento como la absorción de ruido, ya que por las propiedades del asbesto era un material fácil y económico que mejoraba estas condiciones (Época donde el amianto aún era legal su compra e instalación.)

Pero por el ruido, aplausos y la música dichas vibraciones hacian que las fibras de amianto se desprendieran del techo e incluso calleran sobre las personas directamente, lo que llevó en los años 80 a un intentó de encapsular el proyectado colocando un falso techo que impidera que las fibras cayeran.

Sobre los años 2003 y 2005 (Año después de la aprobación de que el amianto no puede comercializarse ni instalarse en España), se toma una muestra ambiental que parece que no superaba los límites de exposición ambiental, pero se optó por tener que realizar un proceso de desamiantado.

En 2011 RTVE se realizó dicho desamiantado en los estudios 1,2 y 3 y derribar los demás, por lo que en 2018 después de un proceso de retirada de amianto, se volvió a reinaugurar el estudio 1 como instalaciones libre de asbestos. En este proceso también fue cuando se perdió el disfraz de asbestos de espinete.

Evolución de la denuncia a la Íñigo a la TVE

Enero de 2021

Se celebra el juicio comenzado por José María, pero a la cabeza de su mujer y sus hijos, para demostrar que dicho cáncer vino por haber estado trabajando en los estudios de Televisión Española.

Esto supone su mujer, María del Pilar Piniella Merino y sus hijos el pago de una renta superior al 30% de la que ya recibía y una indemnización como fondo de compensación por los años de juicio para adquirir dicho reconocimiento.

Alguna de las pruebas que se presentaron fueron:

  • La existencia de uralita en las instalaciones que liberaban fibras a las que les caía tanto a presentadores, trabajadores, invitados y el propio público.
  • El hecho de que en el año 2016 se le diagnostica mesotelioma maligno epiteloide, enfermedad latente que puede aparecerentre 20 y 40 años desde el comienzo de la exposición.

Marzo de 2021

La magistrada del Juzgado de lo Social Número 2 de Madrid reconoce que la esposa de José María debe tener una pensión de viudedad por la enfermedad profesional debido a la exposición de amianto.

La magistrada menciona que hay elementos firmes y sólidos que afirman que el fallecimiento del presentador fue consecuencia de la exposición al amianto durante los años de 1975 a 1965.

Destacar, que esta resolución no es firme y contra ella puede la Sala de lo Social del TSK de Madrid hacer una interposición del recurso.

Dicha demanda, fue resuelta en marzo de 2021, con que la muerte de este hombre fue producida por una enfermedad profesional proveniente del plató del Estudio 1,

Noviembre de 2021

Al final, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJ) concluyó en Noviembre de 2021 que la sentencia dictaminada en Marzo de 2021 debido a la enfermedad profesional relacionada por amianto, fue cancelada, debido a que no se encontró un «nexo de causalidad» o ningún tipo de prueba que el trabajo de Íñigo en la RTVE fuera el causante de dicha enfermedad que desarrolló.

El tribunal se apoyó en el hecho de que un 10% de los casos del tipo de cáncer que padeció el reportero no están ocasionados por el amianto, por lo que el hecho de contraer cáncer ocasionado por el 90% de veces por el asbesto, no significa que el hecho de padecer esta enfermedad fuera razón de su trabajo.

Además, de que expone que «en cuanto a los aplausos y gritos de lpúblico que provocaba la caída del polvo de amianto, Íñigo no estaba presente en losdías del ensayo sino sólo durante los 240 minutos semanales de la grabación del programa».

También detalla que el presentador tuvo una «dilatada vida laboral» y prestó servicio «en multitud de instalaciones», por lo que «considerar que la enfermedad se contrajo en una sola de ellas, haciendo abstracción de todas las demás, supone dejar al arbitrio de la interesada (la mujer de José María Íñigo) la atribución de una responsabilidad a una sola de las empleadoras».

Otro de sus argumentos fue que cuando Íñigo trabajaba en RTVE, el amianto estaba en el día a día de cualquier ciudadado debido a que este material se ha empleado para productos de diferentes tipos, por lo que esto no implica que todo el mundo pueda sufrir esta enfermedad. En este caso, sólo se considera una enfermedad profesiona cuando un trabajador lo manipula y entra en contacto directa con ellas.