La famosa Fábrica situada en Barcelona (Cerdanyola)

URALITA S.A : La empresa que cambió un país

¿Te has preguntado alguna vez porque el amianto se llama Uralita? Ocurre algo similar con la marca «clínex», que te sonarán a los típicos pañuelos de papel que se utilizan para sonarse la nariz. ¡Incluso está aceptado por la R.A.E (Real Academia Española) este concepto!

Actualmente, uralita se define normalmente a todo lo relacionado con el asbestos, y también a lo relacionado con todas las placas de tejado con forma ondulada grisácea que verás en muchos patios interiores de viviendas o alguna que otra que nave, que a día de hoy ya esta uralita no tiene amianto debido a que se prohibió su comercialización en 2002, pero por la fama que lo precede, sigue llamandose así a este tipo de chapa ondulada.

Ahora bien… ¿Cuál fue la historida para que este concepto haga que el amianto también se llame uralita?

¿Sabes de donde proviene el nombre de uralita?

El nombre de uralita proviene de que el material con el que se comenzó a fabricar la marca existía en su forma natural en los montes URALES, de ahí su denominación.

¿Qué es la empresa URALITA S.A?

logo-uralita
Logo de Uralita

La empresa que introdujo el fibrocemento con amianto en España fue Roviralta y Cia fundada en 1907 con la fábrica en Cerdanyola (Barcelona), pero fue absorbida por el capital de la compañía Uralita, la cual acabo transformandose en una agrupación empresarial que vendía materiales como aislantes, tuberías, canalones, placas de yeso, yeso en polvo, tejas, sistemas de conducciones y muchos más productos relacionados con la construcción, especializandose sobre todo en productos reforzados con fibras de amianto, llegando a 2010 (un siglo después) hasta 3162 empleados, 41 fábricas en Europa e incluso dos en proceso de construcción.

grafica-importacion-uralitasl

En el año 1920, la empresa llamada Roviralta, fue absorbida por el capital de Uralita S.A, que fue el año donde comenzó a multiplicarse la importación de amianto en España (Ver en gráfica anterior).

Los años de 1965 a 1995 fueron donde el amianto tuvo mayor movimiento, donde entre 1947 y 1985 el 77% de la importación se dedicó a la creación de fibrocemento, perteneciendo más del 50% a la empresa uralita S.A, llegando a considerarse el jefe de la empresa Juan March como la septima fortuna del mundo. En esa época se alcanzó hasta 5000 trabajadores en todo el grupo empresarial y en 2002 el grupo Nefinsa SA de la familia SErratosa adquiere el 41% del negocio, controlando en 2011 hasta el 79%.

Fue en la década de los 70, cuando los doctores Rodríguez-Roisín y Picado, y su equipo del Hospital Clínic de Barcelona. comenzaron a descubrir el pastel, pasando la región de no tener ninguna persona con patologías de neumonía, hasta tener 300 casos. Parece ser, que cerca de un 25% de los trabajadores de la fábrica padecían algún tipo de dolencia relacionada con el amianto.

Las enfermedades que generaban este material se ocultaron muy bien durante muchos años ya que Uralita era básicamente quién daba de comer al pueblo, por lo que en una familia grande, si uno de la familia tenía algún problema y quería denunciar a la empresa, la familia lo miraba mal porque podrían generar problemas económicos, algo inaudito pero que ocurria con bastante frecuencia en aquellos años.

La primera condena a la compañía Uralita por la muerte de un trabajador expuesto al amianto fue por un juzgado de carácter civil de Cerdanyola fue en 1997. La sentencia imponía el pago de 11 millones 700 mil pesetas (Alrededor de unos 12 mil euros). Uralita. Por supuesto, se opuso a la demanda de la viuda de José Antonio Rodríguez Valdivia y recurrió a la Audiencia de Barcelona.

Lo más sorprendente, es que esta empresa no sólo ha marcado una palabra como uralita, sino también la palabra «Pladur», siendo propietario de esta marca, la cual es un sistema de placas de yeso para distribución de interiores de viviendas que cada vez está siendo más y más empleado.

Otra guinda de su pastel es la filial «Ursa», que se basa en la construcción de aislantes que fue uno de los productos que fabricaban desde us orígenes y que los ha hecho famosos en el mundo, con más de 13 fábricas en Europa.

También lo acompañan otras marcas como Algiss (Yeso en polvo) y Adequa (Fabricante de tuberías).

A partir de 2002, la empresa comienza a sufrir una de sus primeras grandes crisis, la prohibición del amianto en España.

En 2015, URALITA cambia su nombre a COEMAC (Coroporación Empresarial de Materiales de Construcción), con la intención de regenerar su identidad corporativa, y con la idea de que no lo asocien más a los conflictos que generó su famosa marca uralita a la sociedad.

Pero en junio de 2020 la empresa pasa a estar en concurso de acreedores, alegando que no pueden hacer frente a las indeminzaciones por las enfermedades generadas por el fibrocemento con amianto, tanto por los que trabajaron allí como por los vecinos que sufrieron las consecuencias de el polvo de asbestos. Según comentarón los responsables, la idea era vender una de sus filiales para hacer frente a estos pleitos judiciales, pero la cosa ha terminado en que la empresa hará una liquidación total de la empresa y su matriz principal, lo que al final llevará a que aquellos que sufrieron las consecuencias del asbestos, hayan pérdido salud e incluso algún tipo de ayuda económica…

Fuentes:

Lavanguardia

EuropaPress

Porexperiencia

Estudio de Amianto