Exposición al Amianto | Cuándo es peligroso para la Salud

exposicion-peligros-amianto

En este artículo te detallamos cuando y porque es peligroso la exposición al amianto o asbestos.

Consecuencias de la salud por los peligros del amianto

El riesgo surge en la inhalación de fibras de amianto en el sistema respiratorio, el cual estas partículas se depositan en los pulmones durante largos períodos de tiempo, y acaba produciendo cicatrices y fibrosis en el interior.

Los peligros del amianto en la salud abarcan desde la asbestosis o fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón, cáncer de laringe, cáncer de ovarios e incluso actualmente se está estudiando si también genera problemas como cáncer de faringe, estómago y colón.

Entre los síntomas a la exposición de amianto, se encuentra tos seca y constante, sensación de opresión en el pecho, dificultad al respirar, sensación de cansancio, tener dedos en palillos de tambor y respiración anormal.

Para más información, puedes leer: Enfermedades del amianto.

¿Qué es la exposición al amianto?

Se refiere a cuando una persona está expuesta potencialmente a la inhalación de fibras de amianto en el aire.

Distinción entre exposición a corto plazo y largo plazo

Exposición a corto plazo – Se entiende por cualquier tipo de exposición durante un período corto, normalmente pocos días. En estos casos es extraño que existan riesgos para la salud, aunque también habría que tener en cuenta la concentración de amianto inhalada.

Exposición a largo plazo – Se define como una exposición superior a un conjunto de días. Cada mayor tiempo estás expuesto a las partículas de amianto en el aire, mayor es la posibilidad de contraer una enfermedad relacionada, siempre y cuando no poseas ningún tipo de protección.

Una pregunta frecuente es saber si hay consecuencias al inhalar fibras de amianto una sola vez, la respuesta corta es no, a menos que haya sido una alta concentración de fibras.

Si quieres profundizar en el tema, te recomendamos que leas: ¿Es peligroso respirar amianto una vez?

¿Cuándo es peligroso el amianto?

El amianto es únicamente peligroso, cuando el material se encuentre en un estado de descomposición o haya pasado más de 25 años desde su fabricación, es decir, el fin de su vida útil.

Hay que destacar, que este tiempo varía según las características del material y dependiendo de donde se encuentre, cada más expuesto esté a agentes externos, como la lluvia, el viento o el sol, más rápido se degradará el material.

También hay que tener en cuenta, que la exposición en exteriores es mucho menos peligrosa que en interiores, principalmente porque las partículas de asbestos las desplaza el viento, evitando la concentración de las mismas.

Luego, habría que tener en cuenta si el amianto es friable (que el material se puede desmenuzar con las manos) o no. Cada más friable sea el material, más peligroso es para la salud.

Por último, tener en cuenta que el peligro de la uralita varía según tiempo de exposición y concentración de las fibras.

Tendríamos que destacar que han existido circunstancias particulares, como por ejemplo el derrumbamiento de las torres gemelas que hizo que equipos de rescate y fuerzas del estado se concentraran durante meses para encontrar a todas las personas enterradas bajo los escombros.

¿Cuánta exposición al amianto es peligrosa?

Según la legislación, se estima que la exposición al amianto es peligrosa cuando la concentración de amianto en el aire es superior a la exposición diaria, es de 0,1 fibras por centímetro cúbico por cada 8 horas.

A nivel médico, se considera que la inhalación de fibras de amianto que se encuentre entre 6,57 – 0,20 fibras al año por mililitros, tiene posibilidades de contraer mesotelioma o asbestosis.

Al mismo tiempo, se ha encontrado que las personas con el gen BAP1, tienen una mayor posibilidad de sufrir una enfermedad relacionada con la exposición al amianto entre un 10 % – 20 %.

El período de latencia para desarrollar síntomas relacionados con la exposición a las fibras de amianto, es de 20 a 50 años en mesotelioma, y de 20 a 30 años en el cáncer de pulmón.

Estos datos son extraídos de un estudio realizado a 58279 hombres, donde 2107 casos tuvieron cáncer de pulmón, 145 mesoteliomas y 184 carcinomas de laringe.

Dicha investigación se comparó con una muestra de 5000 personas monitorizadas desde 1984 hasta 2006, en los cuales se encontró una clara relación entre la exposición del amianto y el riesgo de desarrollar cáncer, que aunque haya muchos más estudios que demuestres dicha relación, este en concreto, se apoyaba en un análisis durante un longevo período de tiempo.

Como conclusión, podríamos decir que cualquier exposición al amianto en largos periodos o altas concentraciones puede ser peligrosa para la salud, por lo que lo más recomendable es retirar el material, cubrirlo o encapsularlo.

¿Dónde puedo estar expuesto al amianto?

La exposición al amianto generalmente se puede producir en cualquier lugar que haya un material con fibras de amianto en descomposición, incluso en la propia naturaleza se encuentra este mineral en estado físico, pero claramente no existe ningún riesgo si no se manipula.

¿Cómo puedo protegerme de la exposición del amianto?

  • Empleando mascarillas.
  • Utilizando guantes de usar y tirar si vas a tocar el amianto.
  • Lavar la ropa que haya estado expuesta al amianto sola.
  • Limpiar bien la habitación con una aspiradora y abriendo las ventanas para disminuir la concentración de partículas de amianto en el ambiente.
  • Retirando la uralita o amianto que tengas cerca.