Amianto en la Construcción | ¿Por qué se utilizó?

amianto-construccion-2

El asbesto (Famosamente llamado amianto) es un material que se ha empleado a lo largo de la historia, datándose sus primeros usos antes del año 4000 antes de cristo.

Siempre se ha definido este material como un elemento ignífugo, utilizado como material lámparas o velas, como una capa resistente al fuego, e incluso para piedras que luego prendían con alquitrán para lanzarlos desde catapultas (Fuente), por añadir algunos ejemplos.

Ahora bien, aunque ya se sospechaba que este material era peligroso (Principalmente porque a los esclavos que los extraían de la naturaleza les costaba respirar), no fue hasta 1906 que Montague Murray redactó el primer documento que demostraba que el amianto causaba enfermedades peligrosas, por la inhalación de las fibras de amianto al encontrarse el material en descomposición.

Entre las enfermedades que causa el amianto, están la asbestosis o fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón, cáncer de laringe y cáncer de ovarios.

Entonces, si era peligroso, ¿Por qué se utilizó este material en gran medida en el siglo XX si ya se conocía de sus riesgos?

¿Por que se utilizaba el amianto en la construcción?

El amianto o uralita es un mineral ideal para la construcción, principalmente porque es barato tanto su extracción de las propias minas, por sus características físicas, por haber grandes cantidades en la naturaleza y por ser un material fácil de manipular.

Entre las características del amianto como material de construcción tendríamos que destacar:

  • Las fibras son flexibles, lo que permite mezclarlo con cualquier material, como por ejemplo fibrocemento.
  • Resisten hasta los 800 grados, lo que los hace ignífugos.
  • Pueden soportar la electricidad y los ácidos.
  • Soportan bien el desgaste y el paso del tiempo.

Dicho así, te puedes hacer la idea del por qué se utilizó tanto este material milagroso, al margen, de los peligros ocultos que encierra. También se luchó porque los efectos a la salud que producían no salieran a la luz, no convenía.

Además, tenemos que considerar que su «boom» no fue una casualidad, coincidió con los efectos de la postguerra, ligado a un expansionismo urbano nunca visto en la historia, por lo que la necesidad de material era más que evidente, de ahí, que la mayor cantidad de importación del amianto fuera entre el 1960 y el 1990.

Pero no solo se ha empleado en este sector, sino también se ha empleado en el sector ferroviario, en el ámbito naval e incluso en la propia industria.

grafica-importacion-uralitasl

En 2002 se prohibió definitivamente el uso y la compra del amianto en España, aunque se sigue utilizando en países en vías de desarrollo.

Para qué se usaba el amianto en la construcción

Los productos de amianto más utilizados en la construcción son los siguientes:

  • Tuberias de fibrocemento con amianto: Son las tuberías que llevan agua potable, donde se estima que cerca del 20% de las redes de distribución de agua en España están construidas con este material.
  • Depósitos de uralita: Los bidones de agua se pueden encontrar en viviendas o edificios comunitarios, donde se acumula el agua que luego se distribuye por la red de distribución del edificio.
  • Tejados de uralita: Comúnmente, a las tejas de amianto se las denomina uralita, principalmente porque era el nombre de la empresa que vendía estas placas en España. Se suelen ver en naves industriales, viviendas de pequeños municipios y en ciertos edificios, es lo que donde se concentra la mayoría del amianto. También pueden estar en forma de placas onduladas de fibrocemento.
  • Bajantes de Amianto: Son los tubos que llevan el agua fecal o residual del edificio hasta el exterior.

También podríamos nombrar otros elementos, como son paredes de amianto, o incluso en la propia pintura gotelé, pero es bastante más extraño encontrarlo.

Aunque se ha utilizado en la construcción, el amianto se ha utilizado para más de 3000 productos, como puedes ver en esta lista de productos con asbesto.